Los inicios:

Hubo un tiempo que buscaba la muerte, para entender mi origen, cuando lo supe, dejé de buscarla y abracé la vida. Entonces me llegó la muerte en distintas formas, y así me fortalecí hasta volverme gato de ciento once vidas. He muerto muchas veces, y no es metáfora.

He decidido seguir aquí reseteandome después de cada muerte; me he reiniciado desde el pensamiento hasta los hábitos, quienes conviven y han convivido conmigo en lo cotidiano, lo saben, no ha sido fácil.

Mi madre me enseñó a ver cada muerte como un renacimiento, lo sigue haciendo. Mientras observo todo lo que sucede en estos últimos días, las medidas que se toman en las distintas disciplinas y niveles de la administración pública, la «infodemia» y la paranoia social me hacen compartir esta sencilla reflexión:

Lo que estamos experimentando como es una oportunidad de retiro espiritual planetario, una lección de higiene mental, física, espiritual. Es la oportunidad para revisar nuestros hábitos de higiene diaria, pensamientos, sentimientos, alimentación e interacción sociocultural.

Taller de literatura y meditación en Universidad Albrerto Hurtado, Chile.
Lectura y meditación en la Universidad Alberto Hurtado de Santiago de Chile, con Veranika Lis y Claudia Vaca, Abril 2018.

Nuestros hábitos y el planeta:

Desde hace siglos hemos experimentado distintos cambios y crisis; como testigos de diversas formas de contaminación planetaria de las cuales hemos sido cómplices concientemente o no.

El cambio climático, el dengue, la influenza, el covid19, etc. Son algunas expresiones de la fragilidad humana y de la responsabilidad también. Todo finalmente nos lleva al mismo lugar: un trance entre vivir o morir, para descubrir por experiencia propia, cómo hacerlo.

Entre estos dos verbos transitan nuestros hábitos diarios:

Qué comemos, qué pensamos, cómo nos comunicamos, qué palabras predominan en nuestras conversaciones, entre estos dos verbos el sustantivo conciencia acompañado de autoconciencia y autocuidado son esenciales.

Para atravesar con tranquilidad y responsabilidad esta experiencia, podemos aprender nuevos hábitos; para vivir, y también para morir, para el bien morir, el bien estar, el bien amar, el bien vivir.

Nuevos hábitos:

En todas las instancias será clave despertarnos y tomar un vaso de agua natural, luego un vaso de agua tibia (no hervida) con limón exprimido y miel, este hábito diario ayuda a mantenernos fuertes, lavarnos las manos con agua y jabón, meditar 10 a 30 minutos diario, hay diversas formas para hacerlo:

Caminando, trotando, sentado sobre un cojín y cerrando los ojos, pintando, bordando, leyéndole a tu hermano más pequeño, a tu madre, a tu pareja, compartiendo aquello que más disfrutas, vos puedes encontrar tu forma.

También es importante limpiar con lavandina las superficies, limpiar la mente y las pantallas con la palabra GRACIAS, porque gratis nada hay, en gratitud todo es posible, debemos seleccionar todos los alimentos que ingresan a nuestro cuerpo, en especial el alimento espiritual y mental.

Retiro de Meditación, Uruguay, 2014,Claudia Vaca.
www.peacerevolution.net Maldonado, Uruguay. Entrenamiento de meditación y autoconciencia, septiembre 2015.

Hace ya 7 años me adentré en los procesos de meditación diaria y lectura emocional, no solo de libros. En la era de la información lo mejor es limpiar nuestro lector esencial: la conciencia, para no perdernos en la red.

El amor:

En este camino me ha guiado mi compañera de vida: Veranika Lis. Ella es es entrenadora de meditación, docente de idiomas y consteladora familiar.

Veranika me han enseñado que mientras no nos constelemos internamente cada ser humano del planeta, estas situaciones de crisis y conflictos nos seguirán agarrando en curva. Veranika expresa: «Es clave la templanza de nuestros hábitos, ser sistemáticos con cada nuevo hábito alimenticio de cuerpo, mente y alma, trabajarmos en ello cada día, sostenida y sosteniblemente.»

www.peacerevolution.net Meditación en Tailandia, entrenamiento de la mente, enero 2016.

Pedagogía del autocuidado:

En estos tiempos, la pedagogía del autocuidado es clave, porque estaremos viviendo retos mayores como especie humana.

Vamos a morir, tarde o temprano. Preparémonos para ello, para entrar en paz, armonizados con nuestro ser. Si hay que estar en casa, hagámoslo, empecemos por nuestra primera casa y hagamos de ella un hogar: nuestro cuerpo, nuestra vida es ese lugar.

Disfrutemos de autoconocernos, recuperemos los momentos primigenios de nuestra infancia como humanidad; los cuentos, los chistes, los juegos, conversar en casa, observar las plantas, escuchar a los niños, jugar una partida de ajedrez, disfrutar de los diálogos del silencio.

Propuesta:

Los invito a desarrollar dos sencillos ejercicios para la higiene mental:

lectura y meditación, ambos son más barato que papel higiénico, no hay que hacer ninguna cola para la cola; solo cerrar los ojos, respirar, sentir tu pulso, escuchar el ritmo de tus latidos, oxigenar cada célula. Agradecer por estar aquí viviendo esta lección de higiene mental, espiritual, planetaria, leer cada emoción y pensamiento que se presenta durante este espacio. Mirar la mente, el alma, sentirla, aceptarla, fluir con ella, y si te gusta escribir, ¡hazlo!

Podés hacer tu diario de meditación y lectura de tus emociones, y tu vida. Disfrutemos de este trance entre muerte y nacimiento a cada instante, lo necesitamos, por eso nos llegó la lección, podemos hacerlo.

lectura-meditacion-claudia-clases
Taller de lectura y meditación con Veranika Lis y Claudia Vaca, Junio 2018, Biblioteca Municipal Pampa de la Isla.
Taller de meditación en Centro Elementos
Veranika Lis guiando meditación en el Centro Elementos de la Dra. Isabel Laserna, Junio 2018

Un comentario en «Oportunidades del Covid19»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *