#CronistasLatinoamericanos explorando los pasajes profundos de la educación hoy en día en Latinoamérica. Partiendo de la idea de la lectura como un acto poÉtico y Político. La lectura como el catalizador y formador de eLectores como los actores fundamentales en la democracia profunda.

#EthosLector La lectura desde la interdisciplinariedad, las políticas públicas de lectura en Bolivia, la importancia de la animación y mediación lectora en las bibliotecas y colegios de Bolivia, los retos en la reglamentación de la Ley del libro Oscar Alfaro, la urgencia del Plan nacional de lectura y el sistema nacional de bibliotecas escolares en Bolivia para el desarrollo educativo y el cumplimiento del ODS 2030: Educación de calidad, la realidad y los vacíos en políticas públicas para la lectura, la educación en Bolivia.

La lectura como factor para el desarrollo humano y la cohesión social. La urgencia de un Plan Nacional de lectura en Bolivia. Las cualidades didácticas y pedagógicas del plan lector del Grupo Editorial La Hoguera.

#LecturaparalaCohesiónSocial

Conferencia para profes, gestores, escritores, editores, público involucrado con educación y cultura en Bolivia.
Breve reseña de lo que pueden escuchar cuando den click al video: «Hablar de un plan nacional de lectura, es hablar de derechos políticos culturales y derechos educativos. La urgencia de un plan nacional de lectura basado en diagnóstico e investigaciones rigurosas sobre la realidad educativa y cultural de Bolivia, permitirá lograr la cohesión social, diálogo, fortalecimiento de las competencias democráticas de toma de decisiones, participación ciudadana, unidad en la diversidad, que Bolivia (el país con mayor diversidad cultural del mundo) necesita para ¡ayer!. Este plan debe hacerse con la participación de los actores educativos y culturales desde el momento de su diseño, planificación, ejecución, evaluación.
Este es parte de nuestros derechos culturales y educativos, declarados el 1990 y actualizados el 2005 en lo que respecta al Patrimonio Cultural Inmaterial, por la UNESCO, y los países del mundo deben ejecutar estos derechos. El plan nacional de lectura debe contemplar presupuesto para el sistema nacional de bibliotecas escolares, presupuesto para cuenta cuentos, animadores de lectura, bibliotecarios, material didáctico de lectura desde nivel parvulario, pre natal hasta el bachillerato, presupuesto para actualización profesional en lectura y competencias textuales a nivel de Diplomados, Maestrías y hasta Doctorados. Así mismo presupuesto para la compra de libros acorde a un plan lector con criterios pedagógicos, de estética literaria y de diversidad cultural.
El plan nacional de lectura NO es la catalogación de libros de unos cuantos autores, NO es la organización de un par de bibliotecas con autores, el plan es una POLÍTICA EDUCATIVA Y CULTURAL, que impacta el modo de aprender, leer, escribir, expresarnos como sociedad, desde la competencia ciudadana de la lectura.
Compartiendo investigaciones y conocimientos que ayudarán a diseñar y construir un Plan Nacional de Lectura participativo, en Bolivia. Cuanta mayor participación de actores involucrados en este Plan de Lectura mejor serán los resultados que se consigan. La formación de gestores y promotores de lectura es clave para desarrollar un plan nacional. La competencia para elaborar este plan es del Ministerio de educación, instancia que debe transparentar el proceso desde el inicio hasta el final.»